Farándula
17 de mayo de 2017 09:37

Sarah Garcés, una reinita que ayuda

Desde hace cinco meses, esta guapa quiteña ha estado trabajando en diversas causas sociales en Quito, como parte de su gestión. Foto: Armando Prado / ÚN

Desde hace cinco meses, esta guapa quiteña ha estado trabajando en diversas causas sociales en Quito, como parte de su gestión. Foto: Armando Prado / ÚN

Pamela Castillo


Para ser Reina de Quito no solo hace falta ser bonita, sino también hacer trabajo social. Es así como la actual reinita, Sarah Garcés, ha pasado los últimos meses desde su elección el pasado diciembre: trabajando para apoyar a diversos sectores de la capital.

La Fundación Reina de Quito firmó un acuerdo con la empresa organizadora de conciertos Top Shows, que fue la encargada de la presentación de Franco de Vita en el país. Ese acuerdo consistió en donar parte de la taquilla del concierto para la Fundación que, a su vez, utilizará el dinero para apoyar al Centro Terapéutico Aprendiendo a Vivir, que da atención a niños con síndrome de Down.

“La Fundación Reina de Quito trabaja desde hace 19 años con Aprendiendo a Vivir y ha beneficiado a más de 150 niños”, dice Sarah. El objetivo del Centro Terapéutico es crear espacios inclusivos para los niños desde que son bebés y hasta los 5 años, cuando ya pueden insertarse en los centros educativos; se financia con voluntariado y con el apadrinamiento de los niños.