Farándula
6 de abril de 2017 12:34

Misterio por joven desaparecido que dejó libros encriptados

El padre del joven desaparecido encontró 14 libros escritos en un lenguaje no identificable. Foto: Flickr

El padre del joven desaparecido encontró 14 libros escritos en un lenguaje no identificable. Foto: Flickr

Agencia DPA

El caso de un joven brasileño de 24 años que desapareció la semana pasada en la localidad de Río Branco, en el estado de Acre, se ha convertido en un misterio cada vez más grande en Brasil después de que el joven dejara en su habitación 14 libros criptografiados, que ahora se busca descifrar.

Bruno Borges, estudiante de psicología, fue visto por última vez el lunes 27 de febrero durante un almuerzo familiar.

Su desaparición fue notificada cuando sus padres ingresaron a su habitación y se dieron cuenta de que faltaba parte de su ropa y hasta un monitor HD, según informó el diario O Globo.

El celular del joven no ha sido utilizado hasta el momento. Sin embargo, lo más curioso de su desaparición es el hallazgo que realizó su padre al ingresar a su habitación: 14 libros escritos en un lenguaje no identificable, que ahora cientos de jóvenes en Internet y redes sociales intentan desentrañar en busca de algún mensaje oculto.

Aparentemente, Borges dejó pistas para desencriptar su mensaje en las paredes y techo de su habitación, que fueron cubiertas con dibujos de un presunto código.

"Ya tenemos dos códigos descifrados y otros tres en la fila. Son extremadamente simples porque él cambia una letra por un símbolo y no los altera", explicó al sitio O Globo Igor Rincon, quien junto con Renoir dosReis abrió un sitio colaborativo para descifrar el mensaje.

"Nuestro objetivo principal es descubrir lo que él escribió y también encontrarlo. Y con una comunidad entera ayudando, es mucho mejor que con pocas personas. Saber lo que está escrito puede ayudar a encontrarlo", afirmó Dos Reis.

Los jóvenes utilizaron imágenes publicadas en medios gráficos para intentar descifrar el mensaje. La familia también realizó un intento de decodificación. Una de las hermanas de Borges, Gabriela, declaró a medios brasileños que uno de los libros trata sobreuna "teoría de absorción del conocimiento" y "la búsqueda de la verdad absoluta".

"No queremos divulgar las imágenes para que otros personas no puedan descifrarlo", afirmó. Borges también conservaba en su habitación una escultura evaluada en más de USD 2 200 dólares del astrólogo italiano Giordano Bruno (1548-1600), quien fue quemado en la hoguera durante la Inquisición. También era devoto de la ufología y guardaba imágenes de extraterrestres.