En Las Aulas
21 de diciembre de 2016 13:22

Una Navidad verde es un propósito

¡Los páramos están en peligro! La construcción de pesebres ecológicos es la alternativa para no contaminar. Algunas ideas. Foto: Paúl Rivas / ÚN

¡Los páramos están en peligro! La construcción de pesebres ecológicos es la alternativa para no contaminar. Algunas ideas. Foto: Paúl Rivas / ÚN

Redacción En las aulas

La Navidad es una fiesta especial, que recuerda el nacimiento de Jesús, hace más de dos mil años. Por todas partes proliferan luces, guirnaldas, árboles, zahumerio y noeles que combinan creatividad con promociones.

Una costumbre -según la tradición originada en Italia, por San Francisco de Asís- es la confección de pesebres, que en Quito ha logrado arraigarse. Por este motivo se recomienda no utilizar plantas procedentes de los páramos, pues se ha detectado que afectan directamente al ciclo del agua. Además hay un problema mayor: la recuperación de estas plantas es lenta: tardan más de 20 años. ¡Vivamos una Navidad verde!

Ejemplos
Materiales.  No se necesita ser un experto. Se recomienda utilizar hojas de choclo, fibras de frutas, semillas, piedras, sobrantes de cartón y madera, cáscaras de huevo, de nuez o naranja, cortezas de árboles, paja toquilla, hojas de plátano, entre otras. No utilizar plásticos, porque contaminan el ambiente, según opinión de los expertos.

Quito, un pesebre
Escenario.  Mucho se ha escrito sobre Quito, la ‘Carita de Dios’. Desde el aire o cuando miramos a la ciudad desde el Itchimbía o San Juan, especialmente en las noches, nos imaginamos un verdadero Belén o pesebre. A esta imagen se une la estatua de la Virgen de Quito, que está iluminada en El Panecillo.

Ecología
Actitud. Propios y extraños admiramos a Quito, por sus monumentos y su arte, pero hace falta mejorar la actitud de los ciudadanos. Las fiestas de Navidad y Año Nuevo son buenas oportunidades para asumir compromisos ecológicos prácticos, en beneficio del ambiente y mantener las tradiciones.

No depredar
Consigna.  “Jesús no puede nacer en una naturaleza depredada”, sería la consigna. Los musgos, los líquenes, las bromelias, los pencas, los forrajes, los árboles de papel o polylepis, las pajas de las montañas forman parte del ciclo del agua. Su destrucción afectará a la provisión de agua. ¡No a la depredación!

Visitar belenes
San Francisco. Sesenta belenes se exhiben en el convento de San Francisco, en Quito. Combinan la arquitectura, la pintura y el miniaturismo. Hay tres espacios: manualidades y reciclados, artesanales y patrimoniales. Estará abierto hasta el 8 de enero de 2017, de 09:00 a 17:00. Ingreso: USD 2, adultos.

Alternativas
Objetivo.  Conservar la naturaleza, mediante la sustitución de las plantas del páramo con elementos que se utilizan a diario, para la elaboración de pesebres.
Creatividad.  Los pesebres ecológicos se elaboran con residuos naturales, reutilizados con creatividad, participación familiar y mucho amor.