En Las Aulas
1 de noviembre de 2017 12:10

¡La muerte en Guayasamín!

La vida y la muerte son motivos para crear arte. Guayasamín es un referente importante. Foto: Archivo / ÚN

La vida y la muerte son motivos para crear arte. Guayasamín es un referente importante. Foto: Archivo / ÚN

Redacción En las aulas


Oswaldo Guayasamín es un ícono de los artistas ecuatorianos. Nadie como él interpretó los misterios de la vida y de la muerte.

Con motivo del 2 de noviembre, Día de los Difuntos, es importante recordar los senderos de este artista quiteño, que desde su primera colección -Huacay Ñan o Camino del llanto-, y más tarde en La Edad de la Ira y La Edad de la Ternura, consolidó una propuesta artística insuperable que lideró con el tema de los desposeídos una denuncia sobre las crueldades de una sociedad discriminatoria.
“Los niños muertos” fue una de sus primeras obras, que causó gran impacto. Veamos por qué.

Nació pintor
Historia.
 Guayasamín nació en Quito, el 6 de julio de 1919, y falleció el 10 de marzo de 1999. Desde los 7 años realizó sus primeros trazos, y a los 12 ingresó a la Escuela de Bellas Artes. A los 20 años viajó a Estados Unidos y otros países de América Latina. Ganó la Bienal de España y de Sao Paulo, entre otros premios.

Su mejor amigo
Recuerdo.
  “Los niños muertos” es una de sus primeras obras. En este cuadro se observa un grupo de cadáveres amontonados, entre ellos el de su mejor amigo -Manjarrés-, que murió durante la guerra de los cuatro días, en Quito. Este suceso marcó la vida de Guayasamín para siempre.

Ideología
Referentes.
 Guayasamín decía con orgullo: “Yo soy indio”. Su nombre y ascendencia indígena, la pobreza de su familia, la crisis de los años 30, la Revolución Mexicana y la Guerra Civil española, contribuyeron a la formación ideológica del maestro Oswaldo Guayasamín, así como a su expresión plástica.

‘Huaycay Ñan' 
Colección 1.
 También conocida como “El camino del llanto”, está compuesta por 103 cuadros en los que Guayasamín comunica la miseria y sufrimiento de los pueblos aborígenes de América, desde México hasta la Patagonia. Estas pinturas forman parte inseparable de la identidad y tradiciones de los mestizos, indígenas y negros.

‘Edad de la Ira’
Colección 2.
 Muestra las guerras de la humanidad, en varios escenarios: los campos de concentración nazis, las dictaduras de América Latina, las bombas atómicas, entre otros. Esta serie es una denuncia contra la violencia del hombre contra el hombre, y el dolor y la angustia de las madres que perdían a sus hijos en estos infortunios.

‘La Ternura’
Colección 3.
 En 1976 se creó la Fundación Guayasamín, y a través de ella donó al Ecuador todo su patrimonio artístico con el que se crean tres museos: Arte Precolombino (2 000 piezas), Arte Colonial (500 piezas) y Arte Contemporáneo (250 obras). La última serie es ‘La edad de la Ternura’, en homenaje a su madre.