En Las Aulas
6 de diciembre de 2017 13:24

El mito de Quitumbe persiste

El mito fue escrito por el jesuita Anello Oliva, como parte de la Historia del Reino y provincias del Perú. Foto: ÚN

El mito fue escrito por el jesuita Anello Oliva, como parte de la Historia del Reino y provincias del Perú. Foto: ÚN

Redacción En las aulas

La crónica resumida dice así: “Después del diluvio general que hubo en el mundo, a esta tierra la llamaron Pachacuti. Los indios se instalaron en los territorios y provincias de Perú.

Los primeros pobladores fueron a Sumpa, que los españoles lo llamaron Punta de Santa Elena. El principal fue un cacique llamado Tumbe, quien tuvo dos hijos varones: Quitumbe y Otoya.

Quitumbe, el mayor, salió con la gente a descubrir tierras y pobló Tumbes, en memoria de su padre. Quitumbe estuvo casado con Llira. De Guayanay -su hijo- descienden los reyes incas del Perú.

Quitumbe supo la llegada de unos gigantes, y temeroso ellos decidió cortarles el cuerpo y mandó a construir unas canoas y subió con su gente. Al segundo día descubrieron una isla -Puná- y entre otras semillas, hallaron el maíz, pero al ver que era tierra seca, mudó a la sierra de Quito donde pobló otro pueblo de su nombre...”

Jorge Salvador Lara escribió sobre Quitumbe. Foto: Archivo

Jorge Salvador Lara escribió sobre Quitumbe. Foto: Archivo

Jorge Salvador Lara tiene un estudio sobre este mito  

Quitumbe supo de la llegada de unos gigantes, y temeroso de ellos decidió cortarles el cuerpo y mandó a construir unas canoas y subió con su gente. Al segundo día descubrieron una isla -Puná- y entre otras semillas, hallaron el maíz, pero al ver que era tierra seca, mudó a la sierra de Quito donde pobló otro pueblo de su nombre...”Este mito, lamentablemente, ha sido poco estudiado por los investigadores. Sería bueno trabajar un proyecto.