En Las Aulas
4 de octubre de 2017 11:46

Las ‘cajas negras’ en la educación

El discurso del profesor es materia de estudio de la Semiótica Didáctica. Una aproximación.

El discurso del profesor es materia de estudio de la Semiótica Didáctica. Una aproximación.

Redacción En las aulas

La idea central es que los profesores ejercemos –a veces inconscientemente- un poder. Este poder está dado por la palabra –también conocida como discurso- que ejercemos dentro de las aulas de clase.

Actores y mensajes
La enseñanza-aprendizaje tiene dos actores básicos: el enseñante (profesor o profesora) que transmite o construye conocimientos, y el estudiante (alumno o discente) que aprende.

Entre ellos se produce un intercambio de mensajes y relaciones que hacen posible, que el acto educativo se perfeccione y cumpla con el propósito delineado con el currículo, que es el conjunto de temas, objetivos, procesos, acciones y evaluación, que hacen posible los aprendizajes. Se reconoce la existencia de un currículo formal o escrito, y un currículo no verbal o no escrito.

Enfoques

Existen cuatro enfoques críticos a la educación: 1. los rousseunianos; 2. los anarquistas y marxistas; 3. los reproduccionistas; y 4. comunicativo.
Entre los últimos se destacan: Bernstein (Teoría del discurso pedagógico), A.J. Greimas y P. Frabbi (Teoría del discurso didáctico), Vladimir Propp (Teoría del cuento fantástico), Jurgen Habermas (Teoría de la acción comunicativa); Apple (Modelo de la “resistencia”); J. Barbero (Teoría de los medios a las mediaciones); y Daniel Prieto (Teoría del discurso pedagógico), y otros. A.J. Greimas, semiótico francés, es uno de los científicos que se han acercado al estudio de los discursos político, ideológico y didáctico, con un modelo teórico de trascendencia.

Las ‘cajas negras’

De acuerdo con la pedagogía tradicional el sujeto enseñado o estudiante es considerado por el sujeto enseñante o profesor como una auténtica “caja negra”; es decir, no solo enseña “materias” o asignaturas, sino que desarrolla competencias semánticas, que significan la adhesión a los valores ofrecidos e incluso, a la apropiación de esos valores.

El modo camuflado y persuasivo del currículo oculto forma parte esencial de la denominada existencia modal, en semiótica didáctica, que “no es el saber de los valores lo que garantiza el aprendizaje, sino el modo persuasivo y encubierto de comunicación”. Dicho en otros términos: la “transferencia de conocimientos”, según Greimas, no es neutra. ¿Estaría ese “baúl” didáctico o “caja negra” destinada a producir un ser humano “cultivado”? Es una pregunta clave.