En La Casa
7 de septiembre de 2017 12:49

Una pulsera Swarovski para usar o regalar

Por sus colores y el brillo del cristal Swarovski, esta propuesta es ideal para lucirla en fiestas o eventos especiales. Sin embargo, su sencillez también la hace ideal para la informalidad del diario vivir. Los colores varían. Foto: Diego Pallero / ÚN

Por sus colores y el brillo del cristal Swarovski, esta propuesta es ideal para lucirla en fiestas o eventos especiales. Sin embargo, su sencillez también la hace ideal para la informalidad del diario vivir. Los colores varían. Foto: Diego Pallero / ÚN

Redacción En la casa

Elaboración
Para lucir bisutería de cualquier estilo no es necesario pagar mucho dinero en accesorios acabados. Con buenas ideas y materiales fáciles de manipular se pueden hacer cosas de forma manual. Un ejemplo de ello es la pulsera Swarovski que propone Adriana Gómez, de Haga y Venda Bisutería, ubicado en el Centro Comercial Naciones Unidas. Además de tener una opción para usar en cualquier ocasión o para regalar a los seres queridos esta es una forma de aprender de bisutería a mano.

Materiales
Hilo taiwanés de 5 mm, mullos dorados miyuki, cristal Swarovski número cuatro, separadores de bola número seis, separador tubular.

1.Introduzca el miyuki en el hilo taiwanés y deje caer hasta el fondo de la tira. Para que este no se salga por el otro extremo haga un nudo antes de empezar a rellenar el hilo o al colocar el mullo, sin soltar, como se muestra en la foto. Ajuste bien el nudo.

2.Deje que el mullo dorado quede solo en el extremo,  así este hará peso en la tira de la pulsera y servirá como detalle decorativo de la misma. Enseguida haga otro nudo donde empiece el ancho de la muñeca, ya que solo en esta sección se colocarán los cristales.

3.Introduzca los cristales Swarovski,  alternando dos colores. En este caso se eligió azul y rosado para contrastar y lograr un efecto elegante e informal a la vez. Calcule la mitad de la pulsera y coloque el separador tubular.

4.Luego del separador tubular rellene con cristales la otra mitad, hasta donde calcule el ancho de la muñeca. Allí haga un nudo que sostenga los cristales y deje otra tira suelta con un miyuki sostenido con nudos en el extremo.

5.Tome los dos extremos de la pulsera y sujételes con una nueva hebra de hilo taiwanés del mismo color. En el centro de los extremos de hilo que quedaron vacíos y sueltos empiece a tejer un nudo plano de macramé. Este ayudará a poner y sacar de forma rápida, sin dañar el hilo.

6.Finalmente, corte los extremos del nudo que tejió a tope y para que no se deshagan queme con un encendedor. Haga esto con cuidado de no quemar la parte tejida ni los cristales o el hilo de la pulsera. También queme los extremos donde puso el miyuki.