En La Casa
10 de mayo de 2018 14:53

Una nariz húmeda es signo de un peludito saludable

El grado de humedad varía y no tiene por qué significar enfermedad. Foto: Pixabay

El grado de humedad varía y no tiene por qué significar enfermedad. Foto: Pixabay

Yadira Trujillo Mina
(I)

La nariz es un buen medidor de la salud de los perritos y hay que aprender a observarla siempre.

Una nariz húmeda ayuda al peludo a mantenerse refrigerado y facilita la captura de partículas que activan los receptores olfativos y la llegada de olores al cerebro del mismo. Así lo apunta el sitio web especializado en la salud de mascotas, Mediterranean Natural.

Esta humedad, apunta el portal, se mantiene gracias a la segregación de mucosidad, la actividad de las glándulas nasales y los continuos lengüetazos en la zona.

Si se observa al perro durante unos días se podrá comprobar que la humedad de su nariz varía en momentos diferentes. Por ejemplo, estará más seca al levantarse tras unas horas de sueño o cuando ha pasado largo tiempo al sol.

Existen tres factores que influyen directamente en este aspecto: el clima, la hidratación y la temperatura corporal.

Cuando se nota la nariz del compañero fiel demasiado reseca o con agrietamientos es importante estar alerta, ya que este no es un buen síntoma en su salud.

Para tratar un caso de estos, el portal da algunas recomendaciones, entre las que sugiere acudir al veterinario en casos extremos.

En este caso, si la sequedad perdura a pesar de los cuidados y existe un agrietamiento constante y pronunciado, o si el perro presenta otros síntomas asociados, como diarrea, vómitos, apatía, falta de apetito o excesivo sueño, se debe visitar a un veterinario para que lo evalúe.

Consejos para tratar narices resecas

Lave su nariz con jabón para perros. Nunca use jabón para humanos porque el pH de su piel es diferente al suyo y puede perjudicarlo. Seque su nariz con suavidad y sin frotar para no lastimarla.

Aplique vaselina en la zona. Se recomienda no usar cremas hidratantes para humanos, cuya ingesta puede ser perjudicial para el perrito, ya que se lamerá la nariz.

Procure que no pase demasiado tiempo a la intemperie, cuando hace mucho sol o sopla demasiado viento, ya que esto evitará que mejore el estado de la nariz reseca en tratamiento.

Alimente de forma sana,
completa, equilibrada y adecuada a su pequeña mascota. La sequedad en la nariz puede derivar de un debilitamiento en el sistema inmune.