En La Casa
8 de marzo de 2018 15:39

Mime a sus hámsters rusos

Estos animalitos requieren de cuidados mínimos pero fundamentales para  crecer y evitar enfermedades. Pesan hasta 50 gr.

Estos animalitos requieren de cuidados mínimos pero fundamentales para crecer y evitar enfermedades. Pesan hasta 50 gr.

Redacción En la casa


Al igual que los perros o los gatos, los hámsters también requieren de cuidados especiales para crecer fuertes y sanos.

Los mimos son mínimos, pero vitales para preservar la vida del animalito, atractivo, sobre todo, para los más pequeños de la casa.

Los hámsters rusos están en la lista de los más deseados por características como su tamaño: miden entre seis y 11 centímetros. Pesan entre 30 y 50 gramos y viven hasta los dos años.

Ese ejemplar proviene del suroeste de Siberia y de las regiones del este de Mongolia, Kazakhstan, donde prima el clima frío.

Estos animalitos son muy activos, pero en la noche. Les encanta correr en la rueda, colgarse de las rejas. Aparecen en el día para buscar agua y comida. La mayoría presenta tres coloraciones principales: gris, zafiro y perla.

Los hámsters se alimentan de frutas y vegetales. Disfrutan tanto de un pedazo de manzana verde como de un trozo de lechuga. También les encanta el agua. Son muy sedientos, producto de la ejercitación.

Mas datos

Hidratación  
Requieren de agua limpia todos los días.  En las tiendas para mascotas ofrecen recipientes de diversos tamaños y modelos que le servirán para el hámster. Es importante que el agua esté dentro de un contenedor para evitar que se llene de aserrín, polvo, restos de comida o de materia fecal.

Alimentación  
Estos animalitos se alimentan, sobre todo, de semillas y cereales. Sin embargo, también disfrutan de hortalizas como la zanahoria. Las frutas también les gusta.
Es importante controlar la cantidad de alimento que ingieren durante
el día para evitar empachos.

Higiene  
La recomendación de los especialistas  para evitar que el hámster atrape enfermedades es limpiar la jaula una o dos veces a la semana. Los barrotes de la jaula también deben limpiarse una
vez a la semana. Recomiendan cepillar el pelaje con un accesorio adecuado.