En La Casa
26 de abril de 2018 16:47

Cuide los dientes de su compañero peludo

El mal aliento y los dientes amarillos también deben precautelarse en los perritos. Cepillar y revisar sus dientes es parte de su cuidado. Foto: Pxhere

El mal aliento y los dientes amarillos también deben precautelarse en los perritos. Cepillar y revisar sus dientes es parte de su cuidado. Foto: Pxhere

Yadira Trujillo Mina
(I)

A pesar de la vieja creencia de que la boca de un perro está más limpia que la de un humano, lo cierto es que los canes sí pueden tener problemas como la placa y la gingivitis.

Esto se puede evitar de manera simple. Hay que estar pendientes del estado de sus dientes y encías y mantenerlos aseados.

En PetMD se explica que al cachorro tal vez no le guste mucho al principio, pero con el tiempo, esta puede transformarse en una experiencia agradable para él y su dueño.

Los perros adultos pueden aprender a sentirse cómodos con la limpieza de dientes, pero es más fácil si se comienza cuando es cachorro.

Se aconseja no usar la pasta de dientes del dueño para el perro. La mayoría de los dentífricos para seres humanos tiene flúor, que es extremadamente venenoso para los perros.

También se recomienda usar huesos sintéticos y juguetes que están diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros.

Consejos

Elija un momento 
para el cepillado, después de que el perro haya hecho ejercicio, para que tenga más ganas de quedarse quieto.

No haga largos los momentos de cepillado, al menos las primeras veces.
Comience despacio y suspenda si el perro se irrita.

Háblele con calma y de forma agradable mientras cepilla sus dientes y acarícielo mientras lo hace.

Prémielo con una golosina al terminar de asear su boca. Así sabrá que la limpieza es buena para él.