En La Casa
29 de marzo de 2018 15:48

Una atención especial a las mininas

Hay varias razones por las que las felinas se hacen pipí por todos lados. Foto: Pixabay

Hay varias razones por las que las felinas se hacen pipí por todos lados. Foto: Pixabay

Yadira Trujillo Mina
(I)

Entre algunas de las reacciones de las gatitas hembras está la tendencia a hacerse pipí por toda la casa de forma imprevista.

Esto se puede deber a varias razones, unas son normales y no tienen ninguna incidencia en su salud y en otras ocasiones será importante que su veterinario de confianza determine las razones del hecho.

El portal web especializado Gatospedia apunta tres posibles causas.

Lo más común es que las gatas se hagan pipí en cualquier sitio cuando desean encontrar un compañero. Según el portal, en su naturaleza este es un método de hallazgo. “Aunque huele pésimo, para un gato macho, la orina de la hembra es como un perfume de lujo”.

También puede deberse a problemas de comportamiento: si la gatita fue esterilizada, pero aún se orina en la casa, puede sentir ansiedad. Los gatos son calmados, pero debajo de esta actitud, pueden estresarse, apunta el portal.

La salud de la minina es otra razón por la que se podría hacer pipí, como forma de avisar que no se siente bien. En este caso es importante ir al veterinario.

Se recomienda

Esterilice 
a su gata para que se resuelvan los problemas relacionados al calor. Recuerde que luego de este proceso ella necesitará un cuidado especial en casa. Al principio hará pipí en cualquier lugar.

Documente la frecuencia con la que su minina se hace pipí, haciendo apuntes que debe conservar. De esa manera tendrá un registro si llega a necesitar atención médica.

Si la orina contiene sangre o nota otras actitudes no frecuentes en su mascota es importante que acuda a su veterinario de confianza.

Mueva la comida
y el agua cerca del lugar donde orina con mayor frecuencia. A ellas les gusta mantener la mesa limpia.