El Jefe Eres Tú
26 de febrero de 2018 12:37

Whatsapp es la principal distracción en el trabajo

El uso excesivo de la aplicación aumenta considerablemente la tasa de error en la ejecución de tareas diarias. Foto: Archivo

El uso excesivo de la aplicación aumenta considerablemente la tasa de error en la ejecución de tareas diarias. Foto: Archivo

Redacción El jefe eres tú

La pantalla se enciende o el sonido alerta de que ha llegado una notificación de Whatsapp. Inmediatamente procede a revisarla y, así, pasa leyendo y respondiendo mensajes durante todo el día.

Esta aplicación de mensajería móvil se ha convertido hoy en día en un importante medio de comunicación y también en la principal fuente de distracción en el trabajo, según un estudio publicado a finales del 2017 por la empresa de gestión y desarrollo de soluciones para la productividad WorkMeter.

La capacidad de abstracción de esta tecnología está por encima de las pausas para tomar café, tan habituales en las empresas, asegura el estudio.

Según los datos encontrados, el 32% de los trabajadores consulta sus teléfonos móviles como mínimo cuatro veces cada hora, lo que implica al menos 32 momentos de distracción durante la jornada laboral.

Al mes, los trabajadores han revisado la aplicación unas 10 horas como mínimo, lo que supone 13 días al cabo de un año.

Aunque Whatsapp permite que el trabajador se mantenga comunicado con su entorno laboral y personal, puede llegar a ser asfixiante y agotador.

Entre los efectos negativos del uso excesivo de la aplicación está el aumento del estrés en el empleado ya que tiene que estar pendiente de varias cosas al mismo tiempo.

Aquello, incrementa considerablemente la tasa de error en el trabajo, puede provocar la demora en las ejecuciones y entregas, generar falta de atención y crear desconcentración.

Para Javier Verdesoto, CEO de Nexos Talent EFH Ecuador, en la actualidad las empresas requieren un trabajo de calidad y que se entregue en el tiempo adecuado. Por lo cual, las distracciones alejan al empleado de ese objetivo.

De acuerdo con WorkMeter, algunas empresas a nivel mundial están tomando acciones para evitar la incidencia del uso de Whatsapp en el entorno laboral.

“Según la Universidad de California, un 68% de las empresas americanas han llegado a restringir el uso del teléfono móvil en el lugar de trabajo, especialmente en sectores donde la atención en las tareas es fundamental, como por ejemplo en el control aéreo”, afirma.

Es básico que el trabajador establezca prioridades en su jornada laboral. Esto no implica que no pueda dedicar momentos de relajación o esparcimiento, en los cuales puede hacer uso de las redes sociales, pero sin excesos.

La próxima vez que vaya a usar Whatsapp en horas de trabajo, pregúntese: “¿vale la pena interrumpir la tarea y conversar?”.

Si la respuesta es negativa, no se preocupe. Los contactos estarán ahí para que les escriba en un momento en el que se encuentre libre.

En cambio, si la respuesta es positiva, tampoco tiene por qué preocuparse, una conversación que vale la pena será mejor si la realiza en persona y no a través de un medio digital.