El Jefe Eres Tú
27 de marzo de 2017 15:25

No olvide los nombres de los compañeros de la oficina

Saber cómo se llaman los colaboradores crea mejor ambiente de trabajo y ayuda a las relaciones personales.

Saber cómo se llaman los colaboradores crea mejor ambiente de trabajo y ayuda a las relaciones personales.

Stives Reyes

Olvidar los nombres de los compañeros de trabajo puede resultar vergonzoso, pero es algo que sucede a menudo.

Suele ocurrir que está en una reunión con los de la oficina y no sabe cómo se llaman o alguien pide que le presente a un tercero y desconoce su nombre.

A Mario Guerrero le ocurrió algo parecido la Navidad pasada. Había ingresado un mes antes a trabajar a una compañía de seguridad, en el norte Guayaquil.

El pasado 20 de diciembre cuando la empresa celebró la fiesta navideña Guerrero acudió a la celebración, pero desconocía como se llamaban la mayoría de los presentes.

A muchos recién los acababa de conocer porque eran de departamentos que él no sabía que existían y otros nunca le habían dicho sus nombres. “Fue horrible porque solo los conocía de vista, pero no sabía cómo se llamaban pese a que ya tenía más de un mes de trabajo en la oficina”.

No olvidar el nombre de los compañeros de oficina genera beneficios en el campo profesional. El sociólogo Jaime Astudillo sostiene que recordar a nuestros colaboradores crea un mejor ambiente de trabajo y ayuda a las relaciones personales y profesionales con los demás.

Según Astudillo, tener buenas relaciones laborales es sinónimo de felicidad para los trabajadores. Entablar buenas relaciones tanto con colegas como con superiores es la clave para tener una jornada de trabajo donde reine la motivación y la productividad.

Además, estas condiciones hacen que los empleados se sientan mucho más confiados al momento de compartir sus ideas o solicitar una opinión.

Sin embargo, olvidar el nombre de alguien a quien se ve muy poco es común. Ocurre por problemas de atención, capacidad de concentración o del almacenamiento en la memoria. Es por eso que se deben tener en cuenta ciertas técnicas para que los nombres no caigan en el olvido.