El Jefe Eres Tú
26 de febrero de 2018 12:45

Un espacio para todo tipo de artesanía

La Nueva Comuna es un proyecto que muestra el trabajo de varios artesanos en distintas técnicas. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

La Nueva Comuna es un proyecto que muestra el trabajo de varios artesanos en distintas técnicas. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

Redacción El jefe eres tú

En La Floresta, barrio del norte de Quito, se encuentra una colorida tienda que exhibe diversas artesanías con técnicas, colores y texturas diferentes.

Se trata de La Nueva Comuna, un negocio formado por los socios Manuel Araya, Cynthia Morales y Verónica Valencia.

Araya es un artesano chileno con 40 años en Ecuador. Él explica que el emprendimiento nació en el 2013, en las calles Andalucía y Luis Cordero.

Al principio era una sociedad grande en la que participaban ocho artesanos. Surgió por la necesidad de tener un espacio propio para exhibir artesanías.

La obra de Araya consiste en figuras pintadas de diversos colores en madera revestida. Se pueden apreciar caballos, ovejas, iguanas, toreros, entre otros.
En La Nueva Comuna también se exhibe latería, cortada y soldada con distintas temáticas.

Con el pasar de los años, la mayoría de artesanos se retiró de este proyecto. Quedaron únicamente los tres integrantes actuales. Hace dos años, el negocio se cambió a la Valladolid.

Cynthia Morales es restauradora de obras de arte y administradora de La Nueva Comuna. Ella comenta que cualquier artesano puede dejar sus obras en el sitio para su venta o su exhibición al público.

“Funciona a consignación“, explica Morales. El artesano deja su producto y al venderse se le reconoce el precio al autor, mientras que la galería se queda con una comisión.

La semana pasada se observaban en el sitio las artesanías de Morales. Estas son lámparas de papel reciclado, grullas hechas con técnica origami, macramé, entre otras creaciones.

Para ella es muy importante que el emprendimiento participe de todas las ferias que se organizan en La Floresta, con el objetivo de darse a conocer.
Verónica Valencia, artesana y administradora, concuerda con ella. La mujer se especializa en joyería.

Sus artesanías pueden contener cualquier tipo de material reciclado.
En este local se destacan los productos de Uru: gorros tejidos con lana de alpaca, blusas de Claudia Morrison, adornos para las ventanas hechos de vidrio reciclado de Verónica Ulrich, muñecas tradicionales de trapo de Mary Morales, entre muchos autores más.

La diversidad de este negocio también incluye los productos alimenticios artesanales, como granola.