El Jefe Eres Tú
25 de septiembre de 2017 10:19

Desastres: se debe saber qué hacer ante un evento

En las empresas familiares, pymes o microempresas debe haber un responsable en caso de evento natural. Foto: Referencial

En las empresas familiares, pymes o microempresas debe haber un responsable en caso de evento natural. Foto: Referencial

Redacción El jefe eres tú

Una de las responsabilidades de los jefes de talento humano o de los dueños de negocios grandes, medianos o pequeños es la capacitación del personal que tienen a su cargo en materia de manejo de emergencias o en caso de un evento natural como un terremoto, una erupción, inundaciones o deslizamientos.

Lo ocurrido con el terremoto del 16 de abril del 2016, en las provincias de Manabí y Esmeraldas, y parte de las ubicadas en la Sierra norte es un ejemplo. También lo fue la explosión del Guagua Pichincha, que generó una enorme columna de vapor, gas y ceniza, el 7 de octubre de 1999. El material volcánico cayó, en diferentes grosores, en buena parte de la ciudad.

En la lista también se suma el temblor de 5.1 grados en la escala de Richter, con epicentro en Calderón, el martes 12 de agosto del 2014. Esto generó dos muertes. En estos eventos, hubo quienes no sabían cómo actuar o qué procedimientos ejecutar ya sea en sus casas como en sus respectivos sitios de trabajo.

Édison Díaz, coordinador de seguridad industrial y medioambiente de Grupo EL COMERCIO, señala que sea cual fuere el tamaño de la empresa o del negocio hay necesidad de tener planes de emergencia, ante una evento como un incendio, un terremoto o una erupción. Incluso hay normas legales que señalan obligatoriedad en la prevención y preparación de las personas. En la parte local están las ordenanzas municipales.

Obligaciones

Uno de los requisitos obligatorios es el de contar con los planes de emergencia. Se lo exige en el trámite para obtener el permiso de operación del Cuerpo de Bomberos. A escala nacional, es parte de la Ley de Defensa contra Incendios.

Díaz señala que la ley establece realizar un simulacro, como mínimo, una vez al año. También se debe contar con brigadistas de emergencia (personal de la empresa con conocimientos para combatir un incendio y atención en primeros auxilios). Esto último en el caso de que las empresas tengan más de 25 personas.
Sin embargo, esto no significa que en los pequeños negocios o pequeñas empresas, estas acciones de prevención queden de lado. Por lo menos debe nombrar a una persona que tenga responsabilidades de “seguridad industrial”.

Sepan qué hacer

Lo importante es que quienes son parte de un negocio, de una empresa familiar o mediana sepan qué hacer antes, durante y después de un evento.

Díaz establece un paralelismo con las acciones básicas que, ante estos eventos, se realiza en la familia como tener la mochila de emergencia, preparar a la familia para establecer un sitio de encuentro, definir los riesgos que hay en la casa y en sus alrededores. De la misma manera debe pasar en los sitios de trabajo. En países como en Chile o en México son acciones obligatorias.