El Jefe Eres Tú
26 de junio de 2017 14:16

Su creatividad da vida a seres nipones

Noemí Jarrín, la propietaria del negocio, en su casa, que también es su centro de producción.  Foto:  Julio Estrella / ÚN

Noemí Jarrín, la propietaria del negocio, en su casa, que también es su centro de producción. Foto: Julio Estrella / ÚN

Redacción El jefe eres tú


Los regalos que le daba a su novio sirvieron de inspiración para arrancar su pequeña empresa.

Noemí Jarrín elaboraba detalles en diferentes materiales y su familia y amigos pensaron que sería una buena idea que elaborase productos para vender.
Con esa motivación, hace tres años la hábil emprendedora decidió invertir USD 20 en telas para crear peluches pequeños con diferentes formas, como gatos o ‘donuts’. Así nació Michus House.

Aunque sus primeros productos, confiesa, no le quedaron del todo bien y las ventas no fueron tan buenas, la calidad y creatividad de sus creaciones fue creciendo poco a poco.

La fuente principal de su inspiración fue y sigue siendo la cultura japonesa. Personajes del animé comenzaron a cobrar vida en sus creaciones.

Esa influencia, cuenta la emprendedora, se debe a que su padre, Luis Jarrín, es director de cine y le ­gustaban series animadas del país nipón.

Michus House también se ha dado a conocer en ferias y encuentros de otakus: todos los aficionados al animé (series animadas, como ‘Dragon Ball’ o ‘Doreamon’) y manga (cómics o historietas japonesas).

Por ejemplo, entre los diseños de sus productos sobresalen personajes como Totoro, Pikachu, pandas, gatos, entre otros.

También elabora productos basados en la cultura kawaii, un adjetivo del idioma japonés que puede ser traducido al español como “lindo” o “tierno”.

El segundo año el negocio invirtió en una recta, una máquina industrial para coser. Además, luego también adquirió un máquina ‘overlock’.

Con la ayuda de su madre, comenzó también a confeccionar prendas de vestir, como buzos con capucha, camisetas, gorras, entre otros artículos.

Actualmente, sus canales de venta son las redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram. Gracias a ello, tiene una facturación promedio mensual de entre USD 700 y 800.

Carlos Pérez, propietario de Star Land Games, tienda de videojuegos ubicado en el norte de Quito, cuenta que conoció a Michus House en el festival de música QuitoFest, en un es­tand que tenía el negocio.

Pérez cuenta que pidió que le confeccionaran ocho peluches de personajes de videojuegos para decorar su negocio. El cliente destaca la rapidez, cumplimiento y precio de Michus House. Además, asegura que poseen buenos detalles y acabados.

Los datos

La producción. ­

Actualmente el negocio produce unos 100 artículos al mes, entre cartucheras, peluches, prendas de vestir, entre otros.

La planta. 
La planta de producción queda en el domicilio de la emprendedora, que está ubicado en el sector de Marianitas, en el norte de Quito. En ese lugar tiene sus máquinas de coser.

Las colecciones. 
La emprendedora cambia de productos cada dos meses. Renueva su portafolio y oferta en ese lapso.

La promoción. 

En la actualidad, el negocio se promociona en redes sociales y recibe pedidos por esta vía. En Facebook, hasta la semana pasada, tenía 5 088 ‘Me gusta’ en esta red social.

Pedidos. 
Michus House también realiza productos bajo pedido de sus clientes.
El comprador puede personalizar sus productos.

Los proyectos. 

La emprendedora ahora busca implementar su propio local. Entre sus planes está invertir más, incluso piensa acudir a la Bolsa de Valores.